martes, 2 de septiembre de 2014

JOTAS DE RONDA EN LAS FIESTAS DE SANTA MARIA DE LA PEÑA. AGOSTO 2014


Dentro de la programación de las fiestas de Santa María de la Peña ocupa un lugar destacado la Jota de Ronda, que lleva años celebrándose con alta asistencia de público. Ya el año 2011 preparé un reportaje sobre el mismo grupo de joteros que recorren las calles de este pueblito prepirenaico aragonés al atardecer, con un vibrante repertorio de jotas que cantan a las puertas de las casas a las que rondan. Es cierto que la atracción del acto es grande por la calidad de los rondadores pero no lo es menos el atractivo de las bandejas de comida que desde las casas rondadas se ofrecen a joteros y público en un acto de hermandad y hospitalidad, sin olvidar los numerosos porrones de vino, tinto, dulce, rancio, que se van consumiendo conforme pasan de mano en mano.  En una de las casas mantienen la tradición de la tapa que sabe a beso, esto es, uva y queso, que particularmente es mi preferida. No olvidar el jamón del local social de los cazadores, la empanada gallega de una de las casas, junto con las tortas, bizcochos, pastel de manzana, montaditos de longaniza y chistorra, etc, etc.del resto del caserío serrano de este lugar mágico a la orilla del pantano de la Peña.  
La costumbre del mal tiempo que año tras año amenaza el jolgorio de estas fiestas no se cumplió este verano, curiosamente húmedo y fresco, pero que en los últimos días de agosto ha vuelto por sus fueros de buenas temperaturas. Este hecho ayudó a que el desarrollo de la ronda se disfrutara plenamente y en las imágenes es fácil ver el paso de las horas, de un atardecer benigno a un anochecer en calma, con el tránsito de luz bien visible. Cumplidas dos horas largas de jotas y rondallas las calles se fueron quedando desiertas por la hora de la cena (los que pudieran... por la "fartera") para resucitar de nuevo en la hora del baile, en el que no faltó, naturalmente, esa musiquilla que imita a los cowboys americanos y el bingo.





                                                                                 
                   


                                                                               
           






Iglesia románica del XII
                                                                                 
             

Al final, la moza se asoma a la ventana                                                                                 
     


enlace a este mismo blog  del verano de 2011:
http://eugeniomateo.blogspot.com.es/2011/08/jotas-de-ronda-en-santa-maria-de-la.html


fotos Eugenio Mateo
30.08.2104
Ronda en Santa Maria de la Peña

miércoles, 27 de agosto de 2014

"SENDAS" DE RAFAEL ARANDA. INAUGURACIÓN DE LA TEMPORADA EN EL ESPACIO DE ARTE NAZCA





El Espacio de Arte Nazca se complace en invitarle a la inauguración de:

                                            "SENDAS"

                            RAFAEL  ARANDA​

                           Miércoles 3 de septiembre a las 19.30

               EDAN. Francisco de Vitoria 6. 50008 Zaragoza
​            planta inferior de la agencia Dr. Vacaciones​

​                
                Con la participación del poeta Salvador Dastís 


​      ​
http://eugeniomateo.blogspot.com.es/2014/07/con-rafael-aranda-en-su-estudio.html


Sendas (conexiones, rutas, trayectorias, direcciones y poesía móvil)
El juego, esta vez, de huellas dejadas, objetos encontrados, fragmentos, serendipias domésticas y códigos morse ocasionales, es literalmente un juego: el scalextric.
 En el viejo juego de cosas que  sugieren otras, caminos que aluden a trayectorias, es viaje de equipaje ligero.
    "Una curva en el camino me enseño que mi destino era grabar y grabar" T.H. Curtis
Las reglas son fáciles ; Dos formas simples forman Una compleja.
Las piezas y los intersticios.
   "Agárrate que vienen curvas" A. Botella
Los personajes viven diferentes aventuras en un escenario fronterizo trazando estrategias rectas, oblicuas, entrecruzan caminos, separándose, volviendo sobre sus pasos....
    "Escálalo un poco más , hermano." M.J.Davis
El vehículo, un porsche 911, que se afana por no descarrilar, camino a Segovia por la C-305, bajo una estela donde una parábola es una canción sin autor. Sin verbo.
Al final se casan.

 texto de Rafael Aranda

jueves, 21 de agosto de 2014

RAFTING POR EL GÁLLEGO, DIVERSIÓN ASEGURADA


Desde hace casi veinte años, cada vez que subimos al Pantano de la Peña los fines de semana, vemos descender por el cauce del Gállego embarcaciones de rafting desde la primavera hasta casi el invierno. Por la proximidad era una asignatura pendiente que nunca se resolvía. Han sido necesarios años y también por un lado la nostalgia de la navegación por el pantano con la zodiac de potente motor, que tantos ratos inolvidables nos procuró, junto con la morriña del descenso de barrancos, que nuestro amigo Julio Porta nos metió en el cuerpo en forma de adicción al riesgo hace ya unos años. Sea como sea, propusimos el reto a nuestro buen amigo Victor Herraiz, compañero de fatigas desde el Instituto Goya y ahora compadre en la revista Crisis y este aceptó el reto.

Murillo de Gállego ha crecido exponencialmente en su oferta de turismo de aventura dentro del territorio pirenaico y un buen catálogo de empresas compiten sanamente en llevársenos al río. Elegimos ALCORCE RAFTING & KAYAK por azar y no nos arrepentimos. Su trato profesional y de colegas esconde una atención muy depurada. Es posible que el perfil de aventurero que viene hasta aquí para saborear la diversión de los rápidos no se ajustara exactamente con el nuestro, ya talluditos pero con mucha marcha todavía. Lo cierto es que percibí cierta precaución en el trato con nosotros tres pero estoy seguro que cumplimos con creces con el standard de los clientes más jóvenes y nos vieron capaces de  solventar los puntos más exigentes. Vimos volcar a varias lanchas y más de uno se alejaba llevado por la corriente para ser rescatado sin problemas por sus guías. Nosotros disfrutamos tanto que a pesar de llevar  nuestra barca  la mitad de su capacidad y tener menos peso  por lo tanto, afrontamos los rápidos con la sonrisa en la boca, sin temor al río. No renunciamos a probar con más caudal, avisamos. En la próxima primavera, cuando el Galligo venga bravo de verdad.

Lo cierto es que el mérito fue de Haritz, el guía, un vasco que lleva 12 años por estos andurriales, quien nos condujo con seguridad y experiencia. A mi colega Victor lo vi disfrutar como un chico con zapatos nuevos. A Sofía, que se sentaba detrás, no pude oírla por el fragor del agua pero ahora que veo las fotos que realizó Monica, gritaba de entusiasmo cada vez que el agua nos sepultaba y nos engullía para devolvernos vivos a la corriente, un poco más mojados. Toda una panda de yayos con neopreno. Haritz gritaba rock roll cada vez que el torbellino aconsejaba dejar el asiento sobre el borde de la lancha y buscar la seguridad limitada del interior neumático. Debió ser por aquello de que los viejos rockeros nunca mueren. No lo sabemos. Pero recomendamos esta vital actividad a todos aquellos que anden estresados. Al fin y al cabo, si caes al agua pueden pasar dos cosas: una, que con sangre fría busques la posición de seguridad con los pies por delante y no pasará nada o que vayas directamente a saludar a las sirenas del río que esperan en el fondo, aunque este extremo no está confirmado y todos llegan sanos y salvos con la adrenalina a tope. Otro detalle para los indecisos: ver los Mallos de Riglos desde el cauce del río es como tener asiento para el palco real.

                                                                   
                 
                                                                   
           
                                                                                

Victor Herraiz





















Con Jorge, uno de los responsables de Alcorce Rafting&Kayak de Murillo
                                                                             
     

                                                                             
 Fotos: Mónica
 Alcorce Rafting & Kayak. Murillo de Gállego
 16.08.2014

ESTAMPAS, HECHOS Y PERIPECIAS ARANESAS EN VERANO

La actividad en Arán puede ser muy variada; por un lado la deportiva, con las travesías en escenarios a los que se podría llamar mágicos sin ser exagerado, por otro la practica de la fotografía, de la micología, del paseo pausado por sus bosques, de la contemplación de la flora y fauna, también, como no, de la gastronomía y del encuentro con la familia. Es por eso, que sin menospreciar nuestro Pirineo Aragonés y muchísimo menos el Prepirineo, el Valle de Arán tiene ese carácter más atlántico, de un verde que es casi seto desde la ventana y que los de secano sabemos apreciar, quizá por carecer de él. Traemos imágenes de patios en calma donde las familias se reúnen para la barbacoa. La carne es una liturgia en la que el punto de brasa es elemental, los embutidos, los quesos. Casa Mateo ofrece ese refugio de su patio al margen de idas y venidas. Hemos vuelto a Carlac, el hayedo en el que todavía se pueden encontrar rastros de hadas y duendes. Es visita obligada, como un salvoconducto para el regreso al humo ciudadano. Bausén, el pueblo donde está la tumba de Teresa, la mujer que convivió como una familia ejemplar con su enamorado, con el que tuvo dos hijos y que a su muerte con 33 años, en 1916, el preclaro cura del pueblo negó que fuera enterrada en campo santo por haber, según él, vivido en pecado. Su familia construyó para Teresa una tumba fuera del cementerio, en un lugar precioso desde el que se divisa todo el Baix Arán y en donde descansa pasa siempre al lado de un bosque de acacias, muy raras en estas latitudes. Una historia de amor eterno y de feroz intransigencia clerical. También comprobamos que Montgarri luce esplendoroso este verano, con los turistas de siempre  pasando un rato. Las calles de Vielha donde nos encontramos con una divertida batucada que recorrió sus rincones. Las terrazas al atardecer que obligan a llevar chaqueta. Estampas, hechos y amables peripecias de un verano tranquilo.




Pla de Bathalle
Betrén
Vielha
En Casa Mateo. Betrén

Exterior de Casa Mateo
En el Valle de Arán se lee Heraldo de Aragón
Con Tere, Sofía y Ángel



                                                                                       
                                                                                 

Por Carlac
Santuario de Montgarri
El Aneto y Maladeta
Besiberri Nord


Hayedo de Carlac

                                                                                   
Tumba de Teresa en Bausén       
Mirando hacia el Sur desde Bausen junto a la tumba de Teresa
Canejan y la Val de Torán desde la tumba de Teresa
Desde Bausen
Bausen

fotos Eugenio Mateo