jueves, 1 de diciembre de 2011

"ORDENANDO EL TIEMPO". EXPOSICION DE MONIKA GRYGIER


































Aunque parezca mentira (sabemos que Mónika Grygier ordena el tiempo en sus pinturas) han pasado tres años desde su primera exposición en el E.C.A.D. Para los comunes mortales el tiempo es algo que misteriosamente se nos escapa de las manos. Como realidad infalible nuestro destino en lo universal es efímero pero las obras que la especie humana ha conseguido crear, nos pervivirán pese al tiempo, pese a todo. Mónika es una artista honesta a partir del momento en que deja de la lado las concesiones que supongan intromisión en sus ideas y disipa en el lienzo todas las dudas que la búsqueda le provoca, transcendiendo  limites hasta conseguir apresar en el desorden aparente,  la secuencia que marcan minutos y segundos.

Nos mostró, en sus cuadros, las ciudades como la ven los pájaros. Descendió hasta los perfiles de tejados presentidos. Surgieron las planimetrias de mágica arquitectura. Las horas detuvieron instantes que en su pincel evocaron a los maestros rusos del constructivismo; pero en su mente eslava la determinación por el trabajo no le permite al tiempo detener su curso, para, en frenética estampida, perseguir los sueños, comunes para todos por lo demás, de atrapar ese instante que media en un latido y ese momento del minuto de silencio. Su evolución camina a la introspección del  íntimo retiro, desde donde se pueden ver los rayos luminosos del devenir de un reloj a quien nadie da cuerda.

No soy capaz de predecir su futuro creativo. Sin embargo soy capaz de reconocer  la calidad que atesora. Dejemos que ordene los segundos. El tiempo, filosofía conductora, será proclive a permitir que la pintora lo descubra.

Traemos las veinte obras que desde hoy y hasta el ocho de enero, se exponen en el Espacio Cultural Adolfo Dominguez. La secuencia de imágenes es la que la artista ha querido aplicar ordenando el tiempo. El corte pasado/presente se inicia a partir de una tabla de planchar con vida propia. La deconstrucción se  reinventa en los símbolos de un marca pasos que avala los lentos movimientos de esa ambigua sensación de viaje inacabado que es el tiempo.

ORDENANDO EL TIEMPO de Mónika Grygier.
1.12.11 al 08.01.12
E.C.A.D.

fotos E. Mateo

1 comentario:

  1. Impressionant treball. el de la Mónika!!!un gran descobriment!

    ResponderEliminar