lunes, 1 de abril de 2013

IMÁGENES DE UN MERCADO.

Si todos los  viajeros que llegan a una ciudad dedicaran sus primeros minutos a visitar el mercado, seguro que la impresión de como viven sus habitantes sería la más certera, la más aproximada a sus hábitos, la más sincera sobre sus orígenes. Por el estómago sabemos todo acerca de las costumbres y el escaparate de lo que comemos es la mejor tarjeta de identidad de las razas.

Un fenómeno creciente, el de la inmigración, ha enriquecido la profusión de alimentos y a la  vez el color adopta nuevos cromatismos y texturas. La babel de las despensas se corresponde con la babel de lenguas y pieles. Todos se mezclan en el mercado, el rey del mestizaje entre pescados, carnes, verduras, panes, casquería, embutidos, caza y frutas; los extranjeros con los nacionales, los pobres con los ricos, los hambrientos con los sibaritas.

Influido por Les Halles de París, el arquitecto aragonés Félix Navarro Chueca lo diseñó en 1895 y está en uso desde 1903. Es  monumento histórico nacional y uno de esos edificios singulares que conforman la personalidad urbanística de Zaragoza. El Mercado Central es parte de nuestra vida y cajón de sastre en el que guardamos recuerdos de infancia o quizá tal vez de "lifaras" memorables, como el arroz con conejo de monte que nos guisó un amigo del alma, el doctor Pepe Sínes, al que la muerte se llevó para mantenerlo en la memoria para siempre.

Hoy día, lo circunda el polémico tranvía de nueva implantación. No son ajenos los olores que viajan en la bolsa de la compra mezclados con la asepsia de lo nuevo. Modernidad e historia.
Dicen que es el más barato, seguro que el más antiguo. En sus puestos la tradición mantiene viva las antiguas recetas culinarias. El público forano lo anima y el local lo frecuenta en busca de la economía y la frescura. Es el Mercado Central, heredero de la riqueza gastronómica de esta ciudad dos veces milenaria. En su entorno, comercios de larga tradición y extenso muestrario. La vieja Zaragoza.



Vitaminas en color

transacciones cotidianas

El fiel de la balanza

cazados

pescatero en alerta

cerdo juguetón

jamón, jamón

Pizarras inflacionistas

Falsa imitación

Modernismo acondicionado

Oferta y demanda

Delicatessen                                                                           
Haciendo de tripas corazón

bodegón marino

Overbooking amarillo

Mercado Central Zaragoza

Antes de pasar, mirar

Obstinación surtida

¿Encontrará talla?

Made in China

fotos Eugenio Mateo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada